UNIFICACIÓN DE SERVICIOS VETERINARIOS OFICIALES

el .

 

La Junta Interterritorial de la Organización Colegial Veterinaria Española analiza la dependencia administrativa de los Servicios veterinarios Oficiales, dividida y separada en España en dos departamentos, Agricultura y Sanidad desde los años 90. Dos departamentos cada vez más alejados y descoordinados, como se ha reflejado en reiteradas auditorías europeas, sin que haya sido posible resolverlo mediante los esfuerzos de coordinación.

Por este motivo, que repercute directamente en los certificados sanitarios de exportación, el Grupo Parlamentario Ciudadanos presentó una Proposición No de ley para instar al Gobierno a unificar los servicios veterinarios oficiales y hacerlo dentro del departamento de Agricultura, hoy MAPAMA.

La Junta Interterritorial detecta que el motivo de tal proposición es facilitar las certificaciones sanitarias de exportación. Evidentemente Agricultura tiene la competencia en las exportaciones pero no todo el personal inspector que certifica está bajo su mando ni bajo su control. Los inspectores sanitarios de la producción postprimaria dependen de Sanidad.

El tema va a ser tratado por la Junta Permanente , oídas otras instituciones, asociaciones etc. Se supone que también la Sociedad Científica de Veterinaria de Salud pública y Comunitaria SOCIVESC.

  Enlace : http://colvet.es/node/3235

La unificación es una necesidad. Hacerlo bajo dependencia del MAPAMA es volver a la situación errónea que la propia Comisión Europea corrigió tras la crisis sanitaria de las vacas locas. La descoordinación y sobre todo, la primacía del productivismo y de los criterios económicos se revelaron entonces como el enorme problema de fondo de esta y otras crisis sanitarias. A consecuencia  de ello, la propia Comisión Europea corrigió su estructura de inspección veterinaria, hasta entonces dependiente de Agricultura y la pasó en bloque a Salud. En detalle Aquí

Mientras España copiaba el modelo de la Comisión Europea, esta  corregía y cambiaba el suyo, de modo que lo que copiamos fue el modelo obsoleto, erróneo y desechado por la Comisión Europea. Y llevamos con él desde los 90 del siglo pasado, con continuos toques de atención por la ineficiencia y la permanente descoordinación.

Paradójicamente en alguna Comunidad Autónoma, otros grupos políticos han aprobado alguna Propuesta de impulso para instar al Gobierno a reunificar los Servicios Veterinarios Oficiales pero en el Sistema Regional de Salud, coherentemente con el hecho de que las profesiones sanitarias dependen de Salud o más bien con el espíritu de que los sanitarios trabajan para la salud de las personas.

http://www.asambleaex.es/gdocparlamentario-OHxQRElQLTI0Mg==-GP

Es también lo que manifestó en 2015 el entonces presidente de la OIE: Unificación pero en Salud: Ver aquí

La diferencia sustancial es ni más ni menos que convertir a estos Veterinarios Oficiales en servidores de la la Economía o de la Salud.

En el actual concepto de One Health , o Una Sola Salud, el papel del veterinario en la producción de alimentos da paso al de garante de la salud de las personas a través del lema de la profesión: Hygia pecoris, salud populi, que es esencialmente el de Salud Pública Veterinaria.

Evidentemente la profesión veterinaria ha de estar a lo largo de toda la cadena alimentaria y ha de haber veterinarios oficiales dedicados a la producción ganadera pero lo que no es admisible es que los Sistemas Regionales de Salud no dispongan de veterinarios oficiales para prevenir los riesgos para la salud derivados de los animales y sus producciones, es decir, la producción primaria y que Agricultura se reserve a todos los profesionales sanitarios para controlar las certificaciones sanitarias de las exportaciones, no ya de animales vivos sino también de los alimentos de origen animal.

 Los certificados son sanitarios, los responsables son sanitarios y en España los profesionales sanitarios tienen dependencia de departamentos sanitarios no de producción, industria o comercio. 

 Frente a la  actual estructura de una sola dependencia, bien  en Agricultura o bien en Sanidad, SOCIVESC viene proponiendo un modelo de DOBLE dependencia: Dependencia Orgánica siempre de Salud como todo sanitario  y  dependencia Funcional de Salud y/o de Agricultura. Simple, compatible con la futura especialización y coherente con lo que se espera de la Salud Pública Veterinaria "del campo a la mesa".

Pero parece que se prefiere no escuchar a los inspectores, olvidarse del consumidor y seguir dando a los auditores  europeos excusas farragosas de la ineficiencia de nuestro modelo y promesas absurdas de coordinación.